Bios de Alimentos posted by

Semillas de girasol, un alimento sano y natural

Semillas de girasol, un alimento sano y natural

Origen
El girasol es originario de América del Norte, pero la comercialización de la planta ocurrió en Rusia. Fue recientemente cuando la planta de girasol volvió a Norteamérica para convertirse en un cultivo habitual, pero fueron los nativos americanos quienes originalmente cultivaron esta planta, con la que obtenían variedad de colores en la semilla, siendo la más conocida la semilla o “pipa” con rayas blancas y negras. Esta planta era muy utilizada por los nativos, quienes molían la semilla y la utilizaban para hacer tortas en forma de pan, mezclándola en ocasiones con habas, calabaza o maíz.

Composición
Las semillas de girasol constituyen un alimento sumamente sano y natural. En cuanto a su composición, se destacan en mayor proporción las grasas insaturadas (W6 y W9), libres de colesterol, que poseen propiedades beneficiosas para la salud. En menor cantidad, aportan proteínas e hidratos de carbono. También se destaca su contenido en fibra, por lo que ayudan a regular el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento.

En relación a las vitaminas y minerales, aporta gran cantidad de vitamina E, con propiedades antioxidantes, potasio, fósforo y magnesio.

Propiedades
Debido a su elevado contenido en grasas insaturadas, ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Además, son ricas en antioxidantes, por lo que ayudan a luchar contra el envejecimiento celular.
Al aportar gran cantidad de fibra, ayudan a mejorar la motilidad intestinal, previniendo el estreñimiento. Es por este nutriente que también aportan saciedad y son depurativas.

Recomendaciones de consumo
Las semillas de girasol, al igual que la mayoría de los frutos secos, son recomendadas en cantidades moderadas en el marco de una alimentación saludable, debido a los grandes beneficios que poseen para la salud, y constituyen uno de los pilares fundamentales de la “dieta mediterránea”. Como ya fue mencionado anteriormente, se recomienda el consumo de estas semillas en quienes padecen niveles de colesterol elevados, ya que ayudan a reducirlo. Además, por su gran contenido de fibra, son recomendadas para quienes suelen tener alteraciones en el tránsito intestinal (estreñimiento). La fibra también genera sensación de saciedad, por lo que sería recomendada su inclusión en planes de alimentación para descender de peso (en cantidades moderadas, no debemos olvidar que se trata de un alimento mayoritariamente graso, con elevado contenido calórico).

Se recomienda controlar su consumo en quienes padecen divertículos, ya que una inadecuada digestión de las mismas, puede agravar la sintomatología.

Usos culinarios
El uso de las semillas de girasol ha aumentado en los últimos años, ya sea como snack, en meriendas escolares, o formando parte de preparaciones, sobre todo como ingrediente en ensaladas, panes, o incluso en el rebozado de carnes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *