Los mejores en la ciudad posted by

Chocolate caliente no solo para el alma

Chocolate caliente no solo para el alma


La semana pasada en la sección noticias  de este portal se desplegaba un articulo con el título “Regar el cerebro con cacao también es beneficioso”, en el se  comunicaban los resultados de un estudio científico realizado en Harvard en adultos entre 67 y 77 años que consumieron 2 tazas de chocolate caliente al día, y los resultados fueron alentadores. Demostraron que mejora la circulación cerebral y las  funciones cognitivas, aumentando la memoria y las habilidades de pensamiento.

Si a esto,  le sumamos la cantidad de evidencia científica que comprueba los efectos  beneficiosos del chocolate en la salud cardiovascular, lo primero que pienso es: DEMASIADO BUENO PARA SER CIERTO!!!

Pues  sí,  es verdad… y los responsables de esta maravillosa noticia son los FLAVONOIDES del cacao, sustancias antioxidantes que neutralizan a los radicales libres. Y rico en flavonoides  es el chocolate negro con más de 60% de cacao. No todos los chocolates son iguales, el contenido en flavonoides varía según su origen, maduración o grado de industrialización.  En el mercado encontramos variedad de chocolates y subproductos, pero en términos generales el  ideal sería  con alto porcentaje de cacao, bajo en aditivos, bajo en conservadores y grasas de leche.

Por  favor!  No olvidar que muchas veces viene acompañado de grandes cantidades de azucares y grasas, y que con solo 20g al día obtenemos sus beneficios, así que ruego que la moderación los acompañe!

Y ya dichos los beneficios nutricionales… me pregunto que mas  decir del chocolate que no se haya dicho. Y ante tal disyuntiva, elijo aventurarme en recomendarles 3 lugares donde tomar un chocolate caliente por Montevideo, para  deleitarse como muchas veces lo he hecho.

En ciudad vieja sobre la peatonal Perez Castellanos  esta “Volverás a mi “Boutique de Chocolate, nunca mejor puesto un nombre… volví y volví y entre las cosas por las que volví fue el chocolate caliente. Chocolate de elaboración artesanal con cacao al 70 %, toque de canela y ralladura de naranja. Temperatura perfecta, precio justo, lo venden en vasos térmicos para llevar a casa o disfrutarlo en el camino. “Volverás a mi”  es un precioso lugar en ciudad vieja que te ofrece un delicioso chocolate caliente, ideal compañero de un paseo invernal.

En Jaime Zudáñez 2855 esq. Roque Graseras esta “La Dulcería” en donde todo es rico y el chocolate caliente no es la excepción. Cacao cacao! Lo preparan con leche descremada extra calcio lo que le da un valor agregado. Lo sirven en preciosa vajilla lo que lo hace más disfrutable aun. Definitivamente “La Dulcería” es de esos lugares que te invitan a quedarse, ideal para disfrutar de una charla deleitando a la vista y al paladar.

Por 18 de julio, frente a plaza Cagancha donde funcionaba el legendario Sorocabana, encontramos una sucursal de” La Cigale”. Y por si no lo sabían, hay chocolate caliente! Elaborado con cacao africano y procesado en Holanda, lo elaboran de junio a setiembre. Lo sirven en vaso térmico descartable como para llevar. También lo encuentran en las sucursales  de: Peatonal Sarandí,  Ejido, Roque Graseras y Coronel Mora. Mi preferida claro: la de plaza Cagancha; una pausa por el centro con un chocolate caliente mirando la plaza o la belleza del Palacio Montero, bien valen la pena.

Por Ale Cabrera

alecabrera2

Alejandra Cabrera además de  licenciada en nutrición, es  una apasionada por la gastronomía, se define como una adoradora del buen comer, curiosa por naturaleza, gusta de recorrer la ciudad y analizar la oferta local. Ese análisis no se limita simplemente a una típica” foodie”, es inevitable que este atravesado por su formación profesional y su paso por servicios de alimentación  y así valore aspectos que muchas veces no son tan visibles para otros.

Sabe que el ideal a seguir es lo hecho en casa con ingredientes naturales, pero cree que el comer afuera puede ser  tanto una necesidad como  un momento de ocio y disfrute merecido.

Esa oferta del afuera de nuestra ciudad hay que conocerla; apoyar y promover las formas de comer que sean saludables, con productos de calidad y elaboraciones honestas. Huir de los colorantes en las masas, del símil chocolate, de las sopas instantáneas, de las fritas como única guarnición, del refresco como única bebida, de las ensaladas de fruta enlatadas, de la infaltable ensalada mixta como única opción….  Y paramos aquí pues. La lista sería  interminable. Para huir de todo esto e ir moldeando la oferta de comidas afuera, educar e informar es la clave. Esta convencida  que el secreto para disfrutar de  todos los placeres que ofrece la comida, sin perder la salud, es “Comer Mejor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *