Luciana Lasus posted by

Del tenedor a la piel

Del tenedor a la piel

El placer ante el sabor dulce es innato, no obstante el hábito que generamos ya desde las primeras comidas del lactante son determinantes de sus preferencias. Los azúcares son el combustible exclusivo del cerebro y principal de las demás células. Y se encuentran en la mayoría de los alimentos en forma natural entonces proponemos: controlar el consumo de azúcares simples o rápidos: azúcar como tal, golosinas, refrescos comunes, dulces, productos industrializados, tortas y masas.

Recurrir en cambio, a productos ricos en azúcares de absorción más lenta : productos integrales ( pan galletas), cereales sin azúcar agregada, pastas, lentejas y porotos. Así como frutas y verduras ( que a pesar de tener alto contenido en azúcares simples aportan fibra que amortigua esta absorción). Consumirlas crudas y con cáscara es más adecuado, la conservación de vitaminas y minerales es mayor y la fibra cumple más eficientemente su función.

Controlar al máximo el consumo de grasas de origen animal: manteca , crema doble, fiambres, embutidos, yema de huevo, carnes grasas : vacuna, muslo de pollo, piel del pollo, cerdo, cordero.

Elegir siempre aceite vegetal ( cualquiera de ellos) en forma cruda. Y así evitar el exceso de calorías y la acumulación directa de éstas

Controlar el consumo de sal como tal y de productos embutidos, fiambres, quesos madurados, concentrados, para favorecer la eliminación de toxinas evitando la retención de líquidos

Evitar en lo posible el consumo de bebidas alcohólicas : calorías vacías, fácilmente acumulables y muy difíciles de quemar; de refrescos , te, café y mate.

En situaciones de mayor aprehensión por azúcares, de tipo simples, en general relacionado a cambios hormonales como en días previos a la menstruación :

Recurrir a : frutas, harinas integrales, verduras y pastas es más adecuado

Asegurar un aporte de agua adecuado, más del doble de lo que tu cuerpo pide naturalmente

Y no menos importante es el ejercicio físico, ya que es parte de una conducta sana y favorece especialmente la eliminación de celulitis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *