Luciana Lasus posted by

Desayuno de grandes y chicos

Desayuno de grandes y chicos

EL DESAYUNO ES UNA GRAN OPORTUNIDAD! Si no tenés el hábito, empezá a hacerlo y contame… !

Cuando se habla de nutrición y dietas, una de las cosas que más se escucha es que hay que cumplir con las 4 comidas diarias y que una de las más importantes es el desayuno. Y realmente es así: la primera comida del día es fundamental, especialmente para los niños. Es la primera ingesta, luego de 8 a 10 horas de ayuno nocturno. Es un hábito alimentario que llega a condicionar el estado físico, psíquico y nutricional, no solo de niños y adolescentes ¡!Un buen desayuno:

  • Mantiene un adecuado estado nutricional. Contribuye a conseguir un correcto aporte nutricional diario.
  • Mejora el rendimiento intelectual y físico.
  • Ayuda a reducir o mantener el peso corporal. Las personas que desayunan mantienen el peso dentro de rangos saludables en mayor medida que las que no lo hacen. Realizar las 4 comidas diarias ayuda a no sobrecargar ninguna de ellas y evita el picoteo entre horas (snacks, golosinas, dulces, refrescos, etc.), factor muy importante a la hora de controlar el peso.
  • Favorece el tránsito intestinal y mejora los niveles de colesterol sanguíneo. Gracias al contenido de fibra aportado por cereales integrales y frutas.
  • Debe representar entre el 20 – 25 % de las calorías diarias. Un desayuno equilibrado contribuye a un reparto más armónico de las calorías a lo largo del día y proporciona nutrientes esenciales.

 

 

Algunas claves para que un desayuno sea equilibrado  y completo

Elegir dentro de   las siguientes opciones

LÁCTEOS: De preferencia bajos en grasa, como leche, queso, yogur…, por su aporte de proteínas de alto valor biológico, calcio, fósforo y vitamina D para mantener los huesos fuertes y saludables.

CEREALES o PANES: Preferiblemente integrales: que proveen carbohidratos (como fuente de energía), proteínas, vitaminas del grupo B, fibra y minerales.

FRUTAS: Enteras o en jugo y/o vegetales: por su aporte de agua, carbohidratos, vitaminas A y C,  minerales y fibra. La fruta también se puede consumir a media mañana, a media tarde o en la merienda.

UNA BEBIDA: Por su contribución líquida para rehidratar al cuerpo luego del ayuno de la noche.  Por ejemplo leche, jugo de frutas, café.

Si no desayunas porque no tenés hambre, por lo menos toma una bebida y completa el desayuno un tiempo más tarde, a media mañana en el trabajo por ejemplo.

EL DESAYUNO DE LOS NIÑOS

Probablemente  pasas algunas horas del día repasando los deberes  o las tablas  con tus hijos, pero sabías que existe otra forma de ayudar a los niños a mejorar su desempeño en la escuela?

En realidad es tan fácil como desayunar. Desayunar puede influir  positivamente sobre el desempeño mental, especialmente de los niños y los adolescentes. Se ha demostrado que la nutrición y el estado de salud en general, son determinantes claves del progreso y el desempeño escolar.

Algunos de los principales beneficios del desayuno en la infancia :

♥ Aumentan las  probabilidades de que los niños tengan una alimentación correcta y una mejor nutrición el resto del día

♥ Mejora del comportamiento y desempeño mental.

♥ Fomenta el aprendizaje, los niños estarán más atentos y alertas y son más participativos.

♥ Disminuye la depresión y la hiperactividad.

♥ Favorece el incremento de peso y talla de los niños dentro de los parámetros deseables

♥ Desarrolla buenos hábitos alimenticios que perduran a lo largo de toda la vida.

Los beneficios de desayunar, particularmente para el desempeño mental, podrían estar relacionados en parte con el consumo de determinados alimentos.
Recientemente se ha indicado que la capacidad mental y la inteligencia dependen de las conexiones rápidas entre las neuronas. Entre más veloces sean las conexiones, más información puede ser procesada. Es por esto que ingerir los alimentos adecuados, especialmente en la mañana antes de iniciar las labores diarias, puede incrementar las conexiones entre neuronas, favoreciendo las actividades mentales. Conviene tomarse el tiempo –despertándose más temprano en caso de ser necesario, o dejando la mesa pronta cuando levantamos la cena– para tomar un buen desayuno y preocuparse de que nuestros hijos también lo hagan antes de salir de  casa.

 

A desayunar todos!! Hasta la próxima!!

 

Luciana

 Luciana Lasus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *