Luciana Lasus posted by

Fecha de vencimiento, que hay que saber?

Fecha de vencimiento, que hay que saber?

Consumir preferentemente antes de…

 

¿Sos de los que revisan la fecha de vencimiento de todos los alimentos que comprás?  ¿O no le prestas atención?

 

La vida útil de un alimento indica el tiempo que transcurre desde su elaboración hasta su deterioro e indica hasta qué momento puede ser consumido; hace a la seguridad alimentaria porque luego de ese período el producto puede verse alterado. Puede, no necesariamente implica que lo esté, el punto es que no sería ético recomendar que prueben antes de tirar un alimento vencido. El riesgo de un alimento vencido, además de el obvio deterioro del sabor, color, textura y olor tiene que ver con posibles trastornos en general gástricos que esto ocasione.

Según el Reglamento Bromatológico Nacional vigente es obligatorio declarar la fecha de duración mínima de un alimento e incluir día y mes para los productos que tengan una duración mínima no superior a tres meses y el mes y año para aquellos que si lo hacen. Se obliga también a expresar claramente ese dato con frases como : Consumir antes de, o Válido hasta, Vence o Vencimiento, así como Consumir preferentemente antes de..¨

 

Están exentos de esta regulación las frutas y verduras sin modificar, los vinos, bebidas alcohólicas,  10% o más de volumen de alcohol, alimentos de panadería que vayan a consumirse dentro de las 24 horas de elaborados, vinagre, sal , azúcar y chicles.

 

¿Y que pasa con los congelados ?

Deben especificar la fecha de duración mínima para cada posible lugar de conservación ya sea freezer, congelador o refrigerador.

Cuanto más perecedero es el alimento más cuidadosos debemos ser con las fechas de vencimiento. A mayor humedad más susceptibles de deteriorarse son los alimentos, por ejemplo leches y  yogures, frutas y verduras.

El estado del envase interfiere en la fecha de consumo sugerido, ya que el contacto con la luz y el aire pueden acelerar  el proceso. Envases rotos o deteriorados deberían descartarse.

El cuidado de la cadena  de frío por parte de los puntos de venta es indispensable, si el alimento debe conservarse a menos de 5o. C y la heladera se apaga durante la noche la fecha de vencimiento que figura en la etiqueta seguro no coincidirá con la real.

La contracara

 

Según un artículo publicado en La Nación, Cifras oficiales de Estados Unidos muestran que se desperdicia alrededor del 14% de los alimentos que se compran anualmente. A nivel mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ( FAO ) estima que se tira un tercio de los alimentos que se producen y calcula que en los hogares 40% por ciento de los artículos que se compran termina en la basura.

Está claro que a nivel institucional; comedores, escuelas, restaurants, hoteles, sanatorios, es indispensable cumplir y respetar estrictamente lo indicado por la etiqueta ya que la contaminación con alimentos deteriorados está potenciada por la cantidad de gente a quien se dirige la comida. Planificar las compras para ajustar al máximo las cantidades y minimizar el desperdicio parecería la única salida viable.

 

A nivel familiar, la flexibilidad llega hasta donde el sentido común nos permite y mirar esa información al menos para los alimentos más vulnerables sigue siendo indispensable. La alacena es más tolerante que la heladera y el freezer por lo que podemos revisar periódicamente los alimentos secos de casa para controlar que no tengamos productos vencidos y podamos planificar la reposición de los mismos.

 

 

Fuente: Blog Luciana Lasus www.observador.com.uy

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *