Luciana Lasus posted by

Feliz día para todos

Feliz día para todos

En este día Mundial de la Alimentación algunas reflexiones sobre el Derecho que tenemos todos a una alimentación adecuada

 

Será que no estamos viendo las dificultades al acceso de alimentos adecuadosToda publicidad a un niño es engañosa.

as

y Bebidas

n a nadie.

rienda…sola marca es dueña de 80 % de la cerveza del mundo y l?  Es posible cubrir las 2200 kcal diarias necesarias con alimentos saludables ?

Se  podría pensar en forma más amplia y  relacionar la situación más al medio ambiente desfavorable y no tanto y solamente al consumo de alimentos ?

Bajar precios e impuestos de estos alimentos parecería la estrategia más obvia e indispensable. Es viable?

 

 

 

Esta semana me encuentro asistiendo a un seminario  sobre el Derecho a la alimentación Saludable  en Uruguay en la Intendencia de Montevideo, en la cual participan actores políticos de todos los ámbitos ( MSP, INDA, ASSE, MIDES )

Acompaña este seminario una muestra en el Atrio Municipal, abierta a todo público, en la que se encuentran espacios de degustación de alimentos, información sobre cuestiones relacionadas a los alimentos y las enfermedades vinculadas, una exposición de fotos sobre una experiencia en un centro de salud de Montevideo que personalmente me pareció  lo más atractivo de la propuesta. 

 

El Derecho a una alimentación adecuada como todos los derechos, es heredado solo por el hecho de nacer, no es negociable ni  transferible,  es universal y a su vez se interrelaciona con otros derechos y por supuesto es inalienable.

Involucra el concepto de no tener hambre y  no tener miedo de tener hambre así como a  acceder a la cantidad y calidad de alimentos  adecuadas.

 

Uruguay adhiere y ratifica a todos los tratados Internacionales, desde la declaración universal de  1948 hasta  la reciente Ley marco sobre Derechos a la Seguridad Alimentaria en América Latina y El Caribe. Aunque aun se percibe como desafío la necesidad de generar una Ley Marco desde una perspectiva Multidisciplinaria y Multisectorial para la población uruguaya.

 

Faltaría incluir por ejemplo aspectos de protección a los niños de algún tipo de publicidad, implementar el Etiquetado de alimentos que contengan Alimentos Genéticamente Modificados ( Alimentos Transgénicos ) entre otros.

 

Según la hoja de Balance de FAO publicado en 2009,  Uruguay tiene calorías suficientes, incluso excesivas (2808 kcal). Cuando en realidad necesitamos unas 2200 calorías diarias en promedio, el punto sería cubrirlas con alimentos de calidad e inocuos. Será que no estamos viendo las dificultades al acceso de alimentos adecuadosToda publicidad a un niño es engañosa.

as

y Bebidas

n a nadie.

rienda…sola marca es dueña de 80 % de la cerveza del mundo y l?  El problema no está en el acceso sino en la disponibilidad, la duda es si es posible cubrir las 2200 kcal diarias necesarias con alimentos saludables ?

 

Siguen siendo  indicadores preocupantes el retraso de Talla y la anemia  en la población, sobre todo si entendemos a la nutrición como un proceso que atraviesa  las etapas de la vida, pero que incide de forma determinante en las primeras. Si los primeros años son de carencias se compromete el resto de la vida. Y parece que ahí seguimos en falta, las políticas sobre complementación con hierro no son todavía eficientes ni suficientes. Se  podría pensar en forma más amplia y  relacionar la situación más al medio ambiente desfavorable y no tanto y solamente al consumo de alimentos ?

 

Siguen siendo piedras en el camino los altos precios de frutas y verduras además de la falta de hábito de consumo, bajar precios e impuestos de estos alimentos parecería la estrategia más obvia e indispensable. Es viable?

 

Se mencionó en todas las conferencias la necesidad de hacer campañas de educación alimentario nutricional en los medios masivos, alguna vez vieron alguna pauta de TV , prensa o radio, no privada, sobre la importancia de comer de determinada forma, la enseñanza de pautas básicas de nutrición o la forma correcta de preparación de alimentos ?  Creo que no la hubo todavía y que los presupuestos acotados de por si, se quedan en cero para este tipo de comunicación. Entonces es fácil criticar la ¨avasallante pauta de la industria de alimentos ¨.

 

Si la cultura alimentaria está en proceso de cambio hacia lo ultraprocesado, por   estilo de vida , publicidad , precios y alta palatabilidad de estos alimentos, no sería momento de darle a la gente la información para mejorar sus elecciones?  Es posible ejercer el derecho a una alimentación adecuada sin tener toda la información?

 

Se presentaron datos sobre alimentación de los menores de 2 años y llama la atención

el consumo de sal encontrado,  50 % ente 6 a 11 meses y 76 % entre 12 y 23 meses, consumen mucho más sal de la recomendable, y ahí si que se marca la preferencia!!

 

Refrescos, gaseosas y jugos de sobre son consumidos por  niños de 6 a 11 meses, 25 % de los niños  de esa edad comen galletas rellenas, alfajores, golosinas. Son bebes, integrados a la mesa familiar, por lo tanto la pregunta es, que comemos los adultos? Y ahí encuentro parte de la explicación por la que no llegan los nutrientes críticos en la infancia como hierro y zinc, simplemente porque bebes de 6 meses a 2 años están usando esas oportunidades esenciales para comer alimentos indulgentes, válidos solo después que el niño ya formó sus hábitos alimentarios y como excepción a las rutinas.

 

Se dice que los uruguayos no entendemos las etiquetas, que la información es rígida y técnica, coincido, por eso creo firmemente que el nutricionista es en todos los ámbitos de trabajo ( clínica, investigación, industria, etc) un traductor válido y responsable de información técnica en información decodificada para el consumidor.

Pensar en un sistema alternativo a los números, que por regulación de Mercosur  deben incluirse en la etiqueta, más amigable e intuitivo por pensar en términos de sistemas exitosos ( de Mac hablo ) sería un buen camino para dejar de anteponer obstáculos y proponer soluciones a la falta de información.

 

Si las Guías alimentarias basadas en alimentos para la población uruguaya, cuyo ícono gráfico resumen es el plato de alimentación saludable que sustituye a la obsoleta pirámide, también parece confundir porque en un mismo sector conviven el chocolate con el aceite, los embutidos con la carne y los bizcochos con el arroz, se podría reformular el diseño? Abre la cabeza escuchar a profesionales de primer mundo que aunque presenten cifras escalofriantes de consumo inadecuado de alimentos, aprenden de la experiencia y transforman la información obtenida en acciones.

Me refiero a la nueva clasificación de alimentos presentada por J. C. Moubarak, integrante del equipo de investigación de la Universidad de San Pablo, pero de origen Canadiense, donde solo el 20% de consumo es de alimentos sin procesar.  Perú y Colombia lideran en la región como países donde todavía se guardan tradiciones y cultura alimentaria suficiente para valorar la comida casera y solamente el 20 % se usa ultraprocesado. Uruguay está en medio de las cifras, y cocinar en casa y con ingredientes simples es una estrategia efectiva para cambiar el rumbo, mejorar la calidad de alimentación y en definitiva bajar las cifras de enfermedades relacionadas a los malos hábitos. Programas e iniciativas que acercan la cocina a la gente son necesarios y efectivos, Uruguay Cocina de la IM es un ejemplo de  ello.

 

Conclusiones antes de la última jornada de este Seminario 

A pesar de estar ligeramente sesgado por valores políticos, porque obviamente todas las voluntades públicas presentadas a excepción de la participación del Diputado Javier García sobre el proyecto de ley de meriendas saludables, son voces de un ideal social ligado a cuestiones políticas propias de quienes presentaron información defendiendo siempre las acciones de su ente ( es humano e inteligente defender el lugar de trabajo) es oportuno que ocurra. Es muy valorable juntar las expresiones de los diferentes actores en un mismo escenario, saber que están haciendo y que no están haciendo. Saber que hay buenos materiales, mal comunicados todavía,  que la culpa de una realidad nutricional  no puede ser de un solo factor, en este caso la industria a quien se le cae sistemáticamente y reconocer que se necesita educar más a la población en estos temas.

Valoro la muestra de voluntad política de ocuparse del tema, la calidad de profesionales y colegas que trabajan para ello y mientras no se concrete con estrategias efectivas seguir trabajando para difundir los conceptos nutricionales técnicos en un idioma entendible para que el consumidor , o sea la población ,tome las mejores decisiones seguirá siendo mi camino profesional.

Porque cuanta más y mejor información más apropiadas y conscientes las decisiones sobre la cotidiana y determinante actividad de alimentarse y alimentar a la familia.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *