Mini Repo Nutricional posted by

Verónica Alonso

Verónica Alonso

¿Cuál es tu comida favorita?
Las pastas, me gustan todas. Me gustan mucho los tallarines solos con aceite y queso.

¿Cuáles alimentos no consumís bajo ningún concepto?
Los que tienen mucha grasa. Trato de no comer fritos. Lo que no como bajo ningún concepto son esas comidas que son una “bomba”. No como churros, por ejemplo o lo que tiene mucha crema doble… Que no quiere decir que no sean ricas, pero las evito.

¿Alguna vez hiciste dieta? ¿Cuál? ¿Cómo te resultó?
No hago dieta, pero me cuido siempre. Intento comer sano y balanceado. Y les transmito a mis hijas ese hábito. Hago las 6 ingestas al día, aunque ahora que estoy en campaña electoral y fuera de casa muchas horas, no siempre es fácil.

¿Sabés cocinar? ¿Cuál es tu especialidad?
Soy bastante mala en la cocina. Creo que no paso la prueba.
Y te voy a contar una anécdota: hace un tiempo me llamaron del programa de Puglia para ir a cocinar y tenía que competir con otro Diputado para ver quien cocinaba mejor. Mi hija mayor que estaba escuchando cuando yo le contaba a mi mamá que le parecía que hiciera, me grita diciendo: NOOO Mamá!!! Vos no podes ir a la Tele a cocinar, si lo único que vos sabes cocinar son ensaladas y polenta!!!
Mi madre es una gran cocinera y mi hija Camila que tiene 11 años también.

Hacele a Luciana Lasus la pregunta que quieras…

Desde mi lugar como Legisladora pero especialmente preocupada como Madre, más allá de lo que hagamos en nuestras casas, como te parece que podemos ayudar desde el Parlamento o desde el Gobierno para que nuestros hijos y jóvenes se alimenten sanos y saludables frente a tanta oferta de comida chatarra?

Verónica, los hijos son así de honestos con nosotros, muy graciosa tu anécdota!
Qué excelente pregunta! Qué buena oportunidad de comentar publicamente y directamente a un legislador algo que siempre pensé, por lo cual he trabajado y seguiré trabajando!
Creo que la respuesta es incluir educación nutricional en la curricula escolar, enseñar a los niños no solo lo básico sobre alimentos y nutrientes, también sobre cocina. A medida que las posibilidades motrices en cada etapa les permiten, ir introduciéndose al mundo de los buenos hábitos desde la experiencia. Tenemos escuelas de tiempo completo, comedores, huertas, computadoras, redes sociales y nos estamos perdiendo la oportunidad de empezar donde todo se gesta, en la infancia.

Hay programas y proyectos que hacen mucho, pero los resultados se “diluyen”, incluso propuestos por las propias empresas de alimentos, con excelentes herramientas educativas que hasta pueden ser mal vistas por ser financiadas por industrias. Creo que la solución es compleja y requiere que se involucren esfuerzos desde diferentes áreas. La Ley de Alimentación en Escuelas y Liceos del país fue una iniciativa interesante a pesar de haberse modificado en el camino. Al menos está el tema sobre la mesa, a la luz de una realidad nutricional que preocupa, o debería. Que la educación llegue a todos los niños y familias sería la respuesta que siempre intuí y ahora confirmo, el cómo hacerlo definitivamente tiene que venir desde quienes pueden implementarlo! Gracias Verónica por tu tiempo!

Luciana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *