Noticias posted by

Adolescentes: ¡Cuidado con la sal!

Adolescentes: ¡Cuidado con la sal!

De acuerdo a los hallazgos de un estudio reciente publicado en la revista Pediatrics, una alta ingesta de sodio en la infancia y adolescencia, está asociada con la subida de peso ya que es posible que ocasione retención de líquidos.

Es un hecho que muchas personas en América se exceden en su ingesta de productos con alto contenido de sal. Por eso, investigadores de la Regents University de Georgia, EE.UU, realizaron un estudio para confirmar la hipótesis que relaciones el consumo de sodio con el peso.

Para ello tomaron datos de 766 adolescentes saludables, el 97% de ellos excedía el consumo de la American Heart Association, que recomienda consumir menos de 1,500 miligramos de sodio al día.

La mayoría de los estudios en humanos muestran que entre más comida se ingiera, más peso corporal se adquiere, por eso el estudio se concentró en lo que comían y bebían los adolescentes, y se encontró una correlación directa entre la ingesta de sodio y la obesidad.

Los adolescentes que consumían dietas altas en sodio también mostraban altos niveles de factor de necrosis tumoral alfa, que es secretada por las células inmunes y contribuye a la inflamación crónica, así como enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis.

Además de lo anterior, los adolescentes mostraban altos niveles de leptina, una hormona producida por las células grasas que normalmente suprime el apetito y quema la grasa, pero que a altos niveles produce el efecto contrario.

Reducir la sal, una tarea desde casa
Es difícil perder peso, pero se hace más fácil cuando las personas reducen su ingesta de sodio, y una manera de hacerlo es evitar añadir sal automáticamente antes de probar una comida, también consumir más frutas y vegetales, y evitar los alimentos fritos y los snacks en cuanto sea posible.

Se espera que con los hallazgos de este estudio los padres revisen la dieta que están dando a sus hijos e informen a los adolescentes qué tipo de comidas les está ayudando a subir de peso y puede llevarlos a padecer complicaciones como la diabetes y la hipertensión en la vida adulta.

Aunque el estudio no muestre una causa efecto total, sí contribuye a crear un corpus de evidencia que ayuda a sostener la correlación entre altos niveles de sodio y obesidad. Es necesario hacer ensayos clínicos para hacer más clara esta correlación, dijeron los investigadores.

Los altos niveles de sodio ya se han relacionado con otras complicaciones, como los cálculos renales y la osteoporosis. Los restaurantes en EE.UU siguen sin hacer su aporte a este desafío, la mayoría de sus menús siguen conteniendo altos niveles de sal. Se requieren más acciones al respecto por parte de las autoridades en salud, y para que ello sea posible, se necesita realizar más investigación sobre este tema.

Fuente: clubdarwin.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *