Noticias posted by

¿Cómo guardar los alimentos en la heladera?

¿Cómo guardar los alimentos en la heladera?

Probablemente si en estos momentos abriéramos nuestra heladera e intentáramos explicar por qué hemos colocado así los alimentos en ella, no podríamos. En general lo hacemos de manera inconsciente, encajando los alimentos como si estuviéramos jugando al tetris ¡Lo importante es que nos quepa toda la compra! He incluso pensamos, ¿por qué hay un cajón con un pez dibujado si me va genial para guardar la lechuga? Púes resulta que sí colocamos los alimentos en la nevera como si de un juego de estrategia se tratase, lo estamos haciendo mal.

Importancia de colocar en su sitio cada alimento
Todos estamos de acuerdo en que principalmente utilizamos la heladera para retrasar el deterioro y alargar la vida útil de los alimentos. Pero olvidamos que a la vez, también puede ser un foco de contaminación. Si colocamos de manera aleatoria los alimentos nos arriesgamos a que entre ellos se produzca contaminación cruzada. Los microorganismos pueden pasar de un alimento a otro por contacto y convertir la nevera en un foco de infección. Esto causa enfermedades propias de la transmisión por alimentos como es el caso de la salmonelosis, campilobacteriosis o listeriosis. Solución para reducir la contaminación cruzada e infecciones: una correcta colocación y aislamiento de los alimentos en la heladera.

Entonces, ¿la heladera impide que se deterioren los alimentos y se destruyan los microorganismos?
Se tiende a pensar que la nevera tiene súper poderes y es capaz de conservar el alimento como el primer día y, además, destruir cualquier microorganismo que contenga este. Las heladeras utilizan el frío como método de conservación y por ello el deterioro del alimento es más lento. Las reacciones químicas que deterioran los alimentos van más despacio y el alimento dura más (mayor vida útil) pero se acaban deteriorando con el tiempo. Por otra parte el frio no destruye los microorganismos, detiene o ralentiza su crecimiento pero no impide que cuando las temperaturas aumentan fuera de la heladera se desarrollen e incluso se multipliquen. Por eso se tiene que controlar el tiempo que el alimento lleva en ella y, el que no pase mucho tiempo desde que el alimento se saca y se consume o cocina.

¡Còmo ordenar los alimentos?

Es cierto que los alimentos deben colocarse de manera que se aproveche al máximo el espacio, pero debemos intentar agruparlos correctamente. Puesto que no todos los alimentos se deterioran con la misma rapidez las neveras están diseñadas para que el mismo frigorífico tenga diferentes temperaturas y conserve toda clase de alimentos (crudos, cocinados, perecedero, no perecederos, etc.). Así púes, a la hora de colocarlos alimentos en la nevera tenemos que tener en cuenta el tipo de alimento y la temperatura de cada una de las partes de la nevera.

Podemos separar la nevera en tres partes:
• Parte superior y central. Colocamos los alimentos que no necesitan tanto frio. Como es el caso de los lácteos, embutidos y alimentos ya cocinados. Al igual que los restos de comidas y los productos en cuya etiqueta figure “una vez abierto conserve en frio o en heladera”. Aunque esta zona de la nevera es amplia y podemos almacenar una gran variedad de productos es importante seguir también unas medidas higiénicas:
• Aislar con film o envases cerrados (ej.: tupper) los alimentos que queden expuestos como quesos fuera de su envase original o restos de comidas.
• Colocar de arriba a abajo los productos de mayor a menor vida útil y también de menor a mayor uso.
• Tener en cuenta la fecha de caducidad (ej.: yogures), si lleva abierto varios días (ej.: tetra brik de nata) o el día de elaboración del alimento (ej.: macarrones napolitana). Lo que antes se tenga que consumir delante.
• Parte inferior. Se divide en dos cajones que generalmente se identifican por el dibujo del alimento en la puerta del cajón:
• En el primero se colocan las frutas y las verduras. Hay que ir con cuidado por qué las temperaturas muy bajas pueden deteriorarlas.
• En el segundo, en general el que está más cerca del congelador, se encuentran las carnes y los pescados. Es la parte más fría de la nevera, unos 2ºC, por ese motivo se colocan los alimentos más perecederos (con una vida útil baja). Es importante colocarlos en envases cerrados y eliminar los jugos que desprenden.
• Puerta. Es la parte menos fría ya que es una zona de apertura. Se colocan los productos que no necesitan temperaturas muy bajas como bebidas, tetra briks de leche y jugos abiertos, conserva, salsas (kétchup, mostaza), mermeladas o la manteca. También los huevos.

¿Todos los alimentos son aptos para almacenar en frio ?
No todos los alimentos requieren su uso, muchas veces el frio avanza su deterioro:
• Pan. Al contrario de lo que se piensa, se endurece antes en frio que en la panera.
• Tomate. El frio daña sus membranas internas y provoca que su pulpa se vuelva insípida.
• Frutas tropicales. Por ejemplo el aguacate, la piña o el plátano. Las bajas temperaturas impiden que las enzimas actúen y las frutas maduren. El resultado son frutas duras y sin sabor e incluso muchas veces, el frío oscurecen la piel (como el plátano).
• Papas, cebollas y ajos. Las temperaturas bajas modifican su sabor.

Y ahora que ya sabes cómo colocar los alimentos en la nevera, cuales no debes introducir en ella y te he dado las razones para hacer ambas cosas sólo te queda ponerlo en práctica. ¡Ánimo!

Fuente: Patricia Nevot en www.dietistasnutricionistas.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *