Noticias posted by

La hidratación aplicada al entrenamiento

La hidratación aplicada al entrenamiento

El agua cumple en nuestro organismo numerosas funciones que nos permiten continuar durante el transcurso del día con nuestras actividades cotidianas. A la hora de realizar actividad física, ya sea con finalidad competitiva o recreativa, la hidratación cumple un papel trascendental en nuestro desempeño.

El sudor suele ser una de las vías a través de las cuales eliminamos el agua de nuestro cuerpo. La cantidad de sudor varía entre las distintas personas y a su vez, depende de la intensidad del ejercicio, condiciones ambientales y la alimentación.

No tener el hábito de hidratarse adecuadamente a la hora de ejercitarse puede afectar negativamente nuestra salud. Uno de los principales riesgos de estar deshidratado durante la actividad deportiva, es que el organismo pierde su capacidad de regular la temperatura, pudiendo verse aumentada nuestra temperatura corporal. También, puede llegar a producirse un aumento de la frecuencia cardíaca, lo que llevará a que nuestro corazón se vea exigido a trabajar a una gran velocidad. La habilidad y la capacidad de tomar decisiones, también pueden verse comprometidas.

Para evitar llegar a esta situación extrema, el conocimiento vigente apoya la incorporación de bebidas deportivas o saborizadas en aquellos ejercicios cuya duración sea superior a 60 minutos. Aunque también, la ingesta de agua se considera como una elección acertada cuando la duración es igual o menor a los 60 minutos.
Para ambos casos, es aconsejable adicionar pequeñas cantidades de sodio, ya que ayuda a regular la cantidad de líquido que debemos consumir, reduce las pérdidas por orina y mejora a nivel sanguíneo el equilibrio de agua y minerales.

Una vez que culminamos de ejercitarnos, todavía persiste las pérdidas de líquidos corporales a través del sudor o de la orina. Para evitar que estas pérdidas se acrecienten, se deberá consumir un 150% del volumen perdido. Es decir, que si usted perdió 1kg (es lo mismo que 1Lt), usted deberá beber 1,5Lt de bebida luego del ejercicio.
Dicho volumen, deberán ingerirlo de forma fraccionada, es decir, en pequeñas tomas, ya que suele ser más efectivo y nos garantiza que no eliminemos el líquido bebido a través de la orina.

Con mucha antelación a la competición, cada deportista deberá probar y practicar las diversas formas de hidratarse para evaluar cuál le gusta, tolera mejor y es más viable. De este modo, se asegurarán que durante la competencia no habrá ningún imprevisto y que la cantidad de agua corporal no se vea alterada.

Escribe Lic. Miguel Kazarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *