Noticias posted by

Los nuevos adultos se preocupan por su alimentación

Los nuevos adultos se preocupan por su alimentación

Según el estudio realizado por AC Nielsen titulado: “El impacto global de un mundo que se hace mayor” basado en los resultados de una encuesta realizada en más de 50 países, revela los sentimientos y el mundo que rodea a las personas que se van haciendo mayores en este momento. La preocupación por una buena alimentación es uno de los puntos claves de esta generación.

Un cambio demográfico
En las próximas décadas se dará un fuerte cambio demográfico. Uno de cada cinco ciudadanos de EE.UU será mayor de 65 años para el 2030.

La generación que nació antes de 1965 representa el grupo de consumidores más grande de los EE.UU. En 2010 la población con una edad mayor de 65 años o más se estimaba en 40’229,000 pero se proyecta que alcanzará 88,547,000 en el 2050.

A medida que la población se hace mayor, la importancia de los consumidores mayores de 50 años crece. En EE.UU los baby-boomers representan la cuota de mercado más grande en todas las categorías de compra.

Una mejor calidad de vida adulta: el objetivo
Los expertos en marketing se han dado cuenta de la diferente manera en que esta generación asume su vejez. De hecho, los baby-boomers se asumen como jóvenes de mediana edad.

Por ello, sus metas son, entre otras, tener buena salud, realizar actividades que les permitan mantener la lucidez y la actividad mental de la mejor manera posible, ralentizar la aparición de la artritis y mantener los niveles de colesterol y presión arterial controlados.

Y lo que es más importante: no permiten, de ninguna manera, que la sociedad los ignore, quieren vivir más y con una mejor calidad de vida.

1) Grasas bajo control
El Dietary Guidelines for Americans sugiere que las personas que se hacen mayores deben ingerir de seis a siete onzas de cereales cada día en una dieta de 2000 calorías. La mitad de estos debe ser pan, galletas y pasta elaborados con cereales de trigo entero.

Los fabricantes de alimentos pueden aprovechar las propiedades benéficas de los arándanos e incorporarlos en diferentes productos

Es importante darse cuenta qué tipo de grasas se consumen, la mayoría de las grasas deben ser poliinsaturadas o mono insaturadas, provenientes del pescado, las nueves y los aceites vegetales.

Las grasas monoinsaturadas se encuentran en el aceite de oliva, el aguacate, el salmón, las nueces y la linaza. Las grasas de éstos pueden proteger el cuerpo contra las enfermedades del corazón y ayudar a controlar el LDL o colesterol malo y aumentar el colesterol HDL o los niveles de colesterol bueno.

2) La importancia de leer la etiqueta: consumidor informado
Leer la información nutricional de la etiqueta de los productos no es una actividad fútil, en cambio ayuda a controlar la cantidad total de calorías ingeridas día a día.

60% de los estadounidenses consumieron al menos un producto integral en un período de dos semanas

La clave es comer con mayor recurrencia y en cantidades más pequeñas. Sin embargo, si decides tomar un yogur a media mañana, es bueno revisar las calorías de la marca escogida, puede ser que estés consumiendo más calorías que si te comieras un paquete de papas fritas.

Se recomienda entonces escoger marcas que aseguren bajas ingestas de calorías y alto valor nutricional. Ser leal a estas marcas da la confianza necesaria para llevar una dieta más saludable.

3) Incrementar consumo de antioxidantes: los arándanos
Los antioxidantes son los elementos más importantes de la dieta. Son los soldados que luchan por la salud. Los antioxidantes reducen el número de radicales libres en el cuerpo que puede causar daños como el cáncer y enfermedades del corazón. Los antioxidantes reducen el daño causado por otros alimentos y el proceso de envejecimiento en sí mismo.

Las propiedades prebióticas de la inulina ayudan a mantener las bacterias buenas en el tracto digestivo.

Casi cualquier programa de dieta, moderno y tradicional, incluye los arándanos. Son prácticamente libres de grasa, bajos en sodio, carbohidratos y colesterol, los arándanos son una deliciosa fuente de fibra, minerales, ácido fólico y vitaminas.

En un estudio reciente sobre los arándanos, los resultados preliminares muestran que las personas que consumen una taza de arándanos al día obtuvieron mejores resultados en pruebas de habilidades motoras que aquellos que no consumieron arándanos.

El compuesto que parece ser responsable de la protección de las neuronas, las antocianinas, son los que dan color a los arándanos y podría ser el componente clave de las propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias de los arándanos.

Estos frutos junto a las frutas y las verduras han demostrado su disponibilidad para someter a los radicales libres que pueden dañar las membranas celulares y el ADN a través de un proceso conocido como estrés oxidativo, y son los culpables de muchas de las disfunciones y enfermedades asociadas al envejecimiento.

4) Consumo de granos enteros en la dieta
Los cereales integrales están creciendo rápidamente, según el Consejo de granos enteros. En los EE.UU., el consumo de cereales integrales aumentaron un 20% de 2005 a 2008, y los consumidores en todo el mundo están empezando a comprender la importancia de incorporar más cereales integrales a la dieta.
Mantener el cerebro sano es vital, ya que la gente envejece, y los ácidos grasos omega-3 pueden mejorar la concentración y disminuir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer.

Añadir un par de raciones de pescado al menú va a ayudar, y hay maneras de obtener los omega-3 si no se es un fan de los mariscos. Los omega-3 son ácidos grasos esenciales para la salud humana y desempeñan un papel importante en todo el ciclo de vida.

La población que consume grandes cantidades de pescado tiende a tener una menor incidencia de enfermedades del corazón, cáncer y muchas otras enfermedades crónicas.

5) Acidos grasos: Omega-3
El pescado es beneficioso para la salud, ya que es rico en ácidos grasos omega-3 los ácidos grasos, tanto el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), también conocido como la “cadena larga omega-3”.

Estos dos importantes ácidos grasos esenciales son importantes para la salud y están asociados con un corazón sano y el sistema cardiovascular, así como el cerebro y la salud del ojo.

Cuando la gente quiere aumentar su consumo de aceites de pescado y no es posible o preferible, entonces puede apelar al consumo de alimentos que tengan una cadena larga omega-3.

6) Reducción consumo de sal
En la lista de deberes de las personas mayores se encuentra un menor consumo de sal y sodio. El cloruro de potasio es el sustituto más ampliamente utilizado. Las variantes son comercializadas por Cargill Inc. (SodiumSense y Flak Select), Nu-Tek sal (Cloruro de Potasio Formula Avanzada), Morton Salt (KaliSel) y Wixon (Salt KCLean).

Dr. Paul Lohmann Inc. tiene un enfoque diferente, mezcla diversas sales minerales para llegar a los productos bajos en sal y en sodio de su marca LomaSalt. ICL Performance Products utiliza sal marina del Mar Muerto y produce productos bajos en sodio con la marca Salona.

7) La inulina
La inulina, una fibra dietética que se obtiene de la raíz de la achicoria, es fácil de usar porque es invisible en agua y tiene muchas aplicaciones. La inulina se puede utilizar en aplicaciones que van desde bebidas a helados, galletas y bebidas de frutas como el té blanco de mango.

La inulina se puede añadir a todo tipo de cosas, como fuente de fibra dietética, ayuda a reemplazar la grasa y el azúcar en muchos productos. En los productos horneados puede ayudar a reemplazar los edulcorantes de alta intensidad.

Con estos ingredients, los baby-boomers están recibiendo atención y tienen a su alcance alternativas para llevar una dieta más sana y anti-edad.

Fuente: clubdarwin.net

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *