Noticias posted by

Obesidad responde a conductas de alimentación y sedentarismo, también en Uruguay

Obesidad responde a conductas de alimentación y sedentarismo, también en Uruguay

El sobrepeso, la obesidad y otras condiciones de malnutrición fueron algunos de los temas tratados durante el Simposio de Cambios de Conducta. Si bien no hay cifras que revelen la situación en que se encuentra nuestro país respecto al resto de la región, la magister en nutrición Sonia Nigro explicó a 180 que los uruguayos no escapan a esta problemática.

El simposio se desarrolló en la Ciudad de México los días 5 y 6 de septiembre y trató temas que involucran a todos los países de Latinoamérica y sobre los cuales expusieron especialistas en materia de salud. Entre los distintos asuntos tratados por los expositores, se destacó la incidencia que tiene el estilo de vida de las personas, según el lugar en que viven, sobre sus hábitos alimenticios. Los expertos coincidieron en que deben adoptarse modelos de persuasión que destaquen las conductas positivas en lugar de restringir ciertos grupos de alimentos y bebidas. Entre ellos, el doctor Adam Drewnowski, director del Centro de Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Washington, destacó que “en ocasiones los factores socioeconómicos son incluso más determinantes que la genética para este tema”, y confesó que, si bien se trata de una idea revolucionaria, para determinar el peso y la salud de una persona, la cantidad de calorías que ingiere es quizá menos importante que el lugar en donde vive. “Se ha hablado de cuáles son las causas que nos llevan a comer, diferenciándose las que tienen que ver con la regulación biológica del apetito y la saciedad, de otras muchas que se vinculan a factores culturales, al placer, aspectos emocionales y al contexto social”, explicó a 180 Sonia Nigro, magister en nutrición, que estuvo durante el simposio como oyente. Tanto el sabor como la textura e incluso las prácticas heredadas son factores que determinan lo que comemos, mencionó Nigro y agregó que “también influyen el lugar dónde vivimos, cómo y dónde compramos los alimentos y el costo de los mismos”. Por lo que el nivel socioeconómico, la educación y la importancia que le dan al tema la familia, la comunidad y los gobiernos se convierten en predictores de obesidad. El sedentarismo fue otra de las costumbres que fue jerarquizada como “causa de obesidad” durante el Simposio. “Se presentaron investigaciones que muestran que además de ser muy importante realizar actividad física en forma programada -150 minutos a la semana- , es necesario tener un comportamiento activo y reducir las horas que pasamos sentados la mayoría de los niños y adultos” aclaró Nigro y recordó las palabras de la nutricionista y antropóloga Pérez-Gil al hablar de que la alimentación “se ha vuelto un problema, por lo que hacemos y también por lo que no hacemos”. Si bien no hay cifras que revelen la situación en que se encuentra Uruguay respecto al resto de los países de la región, Nigro afirmó que los uruguayos no escapan a la problemática de obesidad y alimentación poco saludable; y que los distintos postores recomendaron trabajar “en forma interdisciplinaria” para resolverlo. Esto implica el aporte de especialistas en nutrición y actividad física, así como también apoyo desde el gobierno y planes regionales que “faciliten un estilo de vida sana y promuevan la salud y bienestar”. En este sentido, durante el Simposio se destacó el Programa Nacional de Chile, alentado desde el gobierno, que fue presentado como “un ejemplo de la fortaleza que dan las políticas de estado en materia de salud” concluyó Nigro.

Fuente: 180.com.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *