Noticias posted by

Pan casero en el este

Pan casero en el este

Nota de Valentin Trujillo en Observador.com

Punta del Este genera contrastes. Para subir a un yate caro en una amarra exclusiva del puerto el dueño tiene puestas unas alpargatas bigotudas. Un turista francés tiene una noche afortunada en un casino, luego tira el dinero al público en un pub y tiene que pedir préstamo para tomarse un taxi y volver al hotel.

A Punta del Este le gusta el lujo pero también la rusticidad, y la combinación es letal. Y más si se trata de un producto gastronómico, aunque sea en principio tan simple como el pan. Porque cuanto más rústico y cercano a las formas tradicionales caseras, mejor. Y cuanto más cercano a una panadería de la rive droit parisina, también. Esa mezcla entre un producto selecto pero criollo de pura cepa, y uno extranjero y con toda la distinción de lo artesanal se encuentra en este sitio tan particular y único de Uruguay.

Por eso, El Observador recorrió algunas panaderías selectas de Punta del Este, La Barra y Manantiales para conocer sus ofertas y poder planificar un desayuno, un brunch, un almuerzo o una merienda entre masas de la mayor calidad.

Con el toque francés

Junto al prohibitivo La Bourgogne, donde confluyen Avenida del Mar y Avenida Pedragosa Sierra, se encuentra la boulangerie del restaurante, una pequeña panadería de lujo que se esconde detrás de un montón de ramas de árboles que tapan un poco su entrada, aunque las décadas de existencia del restaurante comandado por Jean Paul Bondoux la fijaron en la memoria. Unas sombrillas afuera con unas mesas y unas sillas de hierro delatan actividad gastronómica.

Dentro, hay una panadería muy exclusiva y con todo el estilo francés, que tiene desde enormes croissants hasta pan de chocolate y pan de nueces ($ 260), dos clásicos del lugar junto con la baguette ($50). Bajo la supervisión de Aureliano Bondoux y un maestro pandero uruguayo formado en Francia, la panadería también ofrece pan de campo en molde tradicional, crout crocante (costra de pan), o chausson de pommes (un postre de manzana que cuesta $ 60 la unidad).

En la parte de patisserie, la boulangerie se destaca por los macarons ($40 la unidad), unos alfajorcitos de almendra muy sabrosos, tarta de peras bordalesa y otras delicias. Se completa el cuadro con una variada gama de quesos regionales franceses, donde se destacan el brie de Ile de France, el camambert de Normandía, el Munster Geromé de Alsacia y la pyramide de cabra, del sur. Cada uno de ellos cuesta $280 los 100 gramos. También se puede almorzar, con un menú mucho más económico que el de La Bourgogne.

Simpleza en La Barra

Sobre la ruta 10 de La Barra a la altura del futuro shopping Oh! se encuentra la panadería artesanal Les Croissants. Cuenta con una oferta de bizcochos clásicos ($220 el kilo), así como masas y postres ($275 el kilo).

La panadería es muy nueva. Abrió en diciembre de 2013 y hace su apuesta por el lado de la simpleza y la calidad en el producto que ofrece. Desde croissants hasta lo viejos y queridos cara sucias, cremas y margaritas, la panadería deja un poco de lado la pomposidad para ir directo al buen sabor. Es una opción interesante dentro de los precios muchas veces subidos de tono de La Barra.

Country chic

La Linda está presente en Manantiales por tercera temporada. Es una casa vieja reciclada que se encuentra en la esquina de las calles 18 de Julio y Montevideo (a una cuadra de la ruta 10), del pequeño y coqueto balneario ubicado al este de La Barra.

Se trata de un emprendimiento de uruguayos y argentinos que pretenden ofrecer un panorama artesanal en un horno a leña, sumado a que todas las frutas y verduras con que se elaboran sus productos son de huerta orgánica. El público básicamente es turista, aunque también tiene promociones para los vecinos de todo el año.

La Linda ofrece una amplia gama de bizcochos así como panes, roscas y masas. El kilo de bizcochos cuesta $ 290 y cada baguette $ 50. Además, junto a la panadería y cafetería hay un verdadero restorán ambientado con diseños tradicionales que tiene aspecto de remate de antigüedades de campo pero es uno de los locales más cálidos y acogedores del balneario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *