Noticias posted by

Seguí este plan antifatiga

Seguí este plan antifatiga

“Para evitar caer en la fatiga crónica y combatir el estrés -explica Alejandro Puente, médico psicoterapeuta y miembro de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI)-, se recomienda seguir una dieta balanceada y realizar alguna actividad física, deportiva o artística. Y lo mejor es hacer un balance entre el nivel de exigencia y el nivel de distensión y así lograr el tan buscado equilibrio”.

TIEMPO DE MEDITAR. La meditación trascendental es una técnica que ayuda a la persona a entrar en un estado de reposo profundo, aumentando de esta manera la concentración y eliminando las tensiones. ´Es una técnica mental sencilla que viene de la India, con 8 mil años de existencia´, explica Cyro Rodríguez Barrios, instructor de meditación trascendental. ´Su cualidad fundamental es que no requiere ningún tipo de esfuerzo: no es concentración, no es hipnosis, no es sugestión. Tampoco religión ni filosofía. Es un descanso profundo: treinta minutos de meditación equivalen a seis horas de sueño. Esto es posible porque se logra silencio en la mente.´ Una vez que la persona aprende la técnica, puede aplicarla en cualquier momento y lugar, mientras la mente sigue alerta .

CUERPO, MENTE Y ESPIRITU. El yoga es un arte, una filosofía y una ciencia que permite recuperar el equilibrio, la armonía y la unidad entre cuerpo, mente y espíritu. Además, su práctica disminuye el estrés, tonifica el cuerpo y da claridad de pensamiento. Para comenzar a practicar esta técnica milenaria, es fundamental ir despacio y evitar todo tipo de esfuerzos. Los asanas son los ejercicios que permiten a cada persona perfeccionarse física, mental y espiritualmente. Existen distintos tipos de yoga, pero todos persiguen el mismo objetivo: Hatha (el más conocido en Occidente, compuesto por posturas, llaves energéticas, gestos psíquicos y ejercicios de respiración), Karma (ideal para personas muy activas), Raja (el más mental de todos los métodos), Gñana (predomina un proceso de indagación permanente), Bhakti (el gur& uacute; o maestro es lo más importante), Iyengar (basado en el hatha yoga pero con una intensa práctica física) y Swâsthya (produce efectos rápidos y duraderos).

EL PLACER DE LOS MASAJES. Cuando uno piensa en relajación, instintivamente se imagina en medio de una sesión de masajes. Para empezar el verano llena de energía, nada mejor que los masajes localizados (pies, manos y cabeza, La digitopuntura relaja mediante la presión de los dedos .El Shiatsu es un masaje japonés a base de imposición de manos. ´Se realiza con la falange del dedo pulgar y/o con toda la mano, generalmente sobre la columna, centro del sistema nervioso´, explica la profesora Patricia Bell. La reflexología holística es otra terapia beneficiosa. ´Estimula puntos reflejos en pies y manos, y reduce el estrés y la tensión´, explica la reflexóloga Claudia Lía Hendriksen . La ducha escocesa es un masaje hídrico que estimula el tono muscular y es revitalizante. Podés optar por una combinación de alternativas: masajes (combinación de reiki y reflexología), una sesión de botas de drenaje linfático para relajar las piernas y activar la circulación, y sauna individual de calor seco o húmedo, o una sesión de electrodos descontracturantes .

VITAMINAS ¿SI O NO? ´Antes de tomar un complejo vitamínico -explica la licenciada en Nutrición, Pilar Llanos-, es conveniente analizar cómo es la alimentación diaria. Es común que, debido al tipo de vida moderna, uno pretenda estar a full los 12 meses del año y, para lograrlo, también se debe vigilar cuánto oxígeno hay en nuestro cuerpo. Para esto, hay que controlar la cantidad de hierro y vitamina B12 que ingerimos. Ellos son los encargados de transportar el oxígeno por todo el cuerpo. Para estimular la respuesta neuronal, es conveniente aumentar las vitaminas del complejo B. Sin embargo, antes de comprarlos -por más que sean de venta libre-, es recomendable consultar al médico para saber qué es lo que nuestro cuerpo está necesitando.´

La fatiga crónica no mejora con el reposo, por Alejandro Puente, médico, especialista en Fatiga crónica y Sida, miembro de la Fundación C. de Est. Infectológicos (FUNCEI). Es preciso diferenciar la fatiga de la fatiga crónica. La fatiga es un agotamiento físico y mental que se cura con descanso. La fatiga crónica tiene componentes psicológicos y psiquiátricos (la depresión), y componentes infectológicos (los virus). Reduce la actividad en más del 50%, perdura por más de 6 meses y no mejora con el reposo. En general, la enfermedad se manifiesta acompañada por fiebre, dolor de garganta, inflamación de los ganglios, dolores articulares y musculares, dolores de cabeza y trastornos del sueño. También presenta trastornos psicológicos, dificultades de la memoria y de la concentración. La causa de esta enfermedad puede ser una situación de estrés, depresión, o un virus, que suponen un problema en el sistema inmunológico.

PREPARADOS, LISTOS, DEPORTES ¡YA! Llega el verano y al cansancio de todo el año se le suma la necesidad de ponerse en forma por la cercanía de la temporada más cálida. Pero ojo, no hay que exagerar y convertir al deporte en una causa más de desgaste. La deportóloga Patricia Sangenis, del Instituto Deporte y Salud, explica: ´No hay que intentar hacer toda la actividad física -y a la máxima intensidad- durante el fin de semana. Esto provoca accidentes. Lo ideal para cargar las pilas y recuperar energías es hacer deportes en contacto con la naturaleza. Lo recomendable es comenzar con una baja a moderada intensidad e ir aumentando el tiempo de la sesión gradualmente. Por ejemplo, caminar 20 minutos en total e intercalar un minuto de trote cada 5 de caminata. Otra opción para esta temporada es la natación: las actividades acuáticas, además de hacerte gastar energía, otorgan una sensación adicional de relajación. Importante: siempre después de cualquier actividad física es fundamental elongar. ¿Por qué? Porque así evitás contracturas, cansancio, ayudás a la eliminación del ácido láctico (que provoca ardor y dolor en los músculos) y, lo más importante, evitás el dolor muscular de aparición tardía: aquel que surge a las 24 ó 48 horas del trabajo físico.´

GYM A CONCIENCIA. ´La gimnasia consciente, que nació en los Estados Unidos, propone trabajar uniendo la mente con el cuerpo -asegura la profesora Teresa Opisso, que implementa este tipo de clases en su gimnasio-. Con las gimnasias convencionales, en las que hay que copiar una coreografía, la mente se disocia del cuerpo porque está preocupada por seguir cada paso. La diferencia más clara es cuando uno sale a correr: la mente se puede conectar con el cuerpo y no existe ninguna otra preocupación. Esto también ocurre en las clases de gym consciente. Al trabajo mecánico que se da con cada ejercicio, se suma una real conciencia de lo que sucede en el interior del cuerpo. Por lo tanto, se consiguen máximas elongaciones y contracciones. Es una actividad mucho más eficaz´, asegura la especialista.

Lo mejor es la caminata, Por Tamara Di Tella, experta en belleza. Lo importante a la hora de combatir la fatiga y el estrés es atacar la raíz del problema. No es malo tomar un masaje descontracturante, pero lo cierto es que, luego de una sesión, uno se siente relajado por un período corto, y después vuelve a sumergirse en los niveles de estrés en los que estaba antes. Creo que la mejor opción -con resultados duraderos- es salir a caminar dos horas por día. Eso sí ayuda realmente a relajarse. Durante una caminata, se toma aire, se gasta energía y se renueva el ánimo. Y, por último, Pilates también es una alternativa muy efectiva: ayuda a trabajar el cuerpo y a gastar energías.

SOBRE EL PLATO. En esta última parte del año, es importante seleccionar con cuidado aquellos alimentos que puedan darnos más energías. La licenciada en Nutrición, Paola Lucesoli, explica que: ´Hay que privilegiar los alimentos que contengan vitaminas. Por ejemplo, todas las frutas de estación (cítricos, duraznos, bananas). También las verduras (preferentemente, se deben consumir crudas para aprovechar al máximo todas las vitaminas) y las carnes magras (pollo, carne vacuna y pescados). Es bueno agregar en las comidas semillas de girasol y de sésamo, frutas secas, panes con cereales y panes proteicos, porque tienen un alto contenido en vitamina E y son muy energéticos. No consumas nada de grasas. En esta época, preferí los quesos, yogures y lácteos descremados. Agregá al desayuno un vaso de jugo de naranja recién exprimido. Tomá mucho líquido para eliminar toxinas e introducí a tu dieta arroz y pastas integrales. Condimentá las ensaladas con limón y aceites puros y tratá de hacer siempre las cuatro comidas (que nunca pasen más de 4 ó 5 horas sin comer nada). Para las colaciones, una buena opción son las barras de cereal: dan sensación de saciedad, y las que vienen con almendras son más energéticas.´

RELAX EN CASA. Armá tu propio programa de relajación, de acuerdo con tus tiempos y necesidades. Podés hacerte un buen baño de inmersión con aceites esenciales de limón, sándalo y geranio, que actúan como relajantes. Luego, nada mejor que un masaje para aliviar los dolores de cabeza y las contracturas, relajar los músculos, tranquilizar la mente y combatir el insomnio. Humectá tu cuerpo con un aceite esencial de lavanda o una crema y recorré tu cuerpo con las manos, realizando un masaje suave en tus zonas afectadas. También podés aprovechar para encender una vela aromática de lavanda: contribuye al relax. Más tarde, tomate un tiempo para leer lo que más te guste. La lectura es una actividad que invita a la introspección. Después, salí a caminar durante media hora, mínimo. Todo esto, sin gastar un solo pe so.

Fuente: parati.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *