Noticias posted by

Tres nuevas pautas para combatir la obesidad

Tres nuevas pautas para combatir la obesidad

La lucha contra la obesidad es una constante y una asignatura pendiente para la ciencia, la última tendencia estudiada por médico endócrinos es la modificación de la microflora intestinal mediante un cambio de la alimentación, pues la reducción de grasas en la dieta y la introducción de alimentos probióticos y prebióticos son claves para tener el sistema digestivo regulado. En un futuro incluso se plantean la posibilidad de realizar la introducción de microflora mediante una especie de trasplante de personas delgadas a obesas.

El jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición de los Hospitales regional y Virgen de Málaga, el doctor Francisco José Tinahones, ha explicado que por el momento se han conseguido resultado en ratones y ha confiado en obtener resultados en los humanos en un par de años.

Según Tinahones además del aumento de calorías y una disminución del ejercicio físico están relacionadas directamente con el incremento de la obesidad en las últimas décadas y con “los cambios importantes en los microorganismos que se alimentan de materias orgánicas en nuestro intestino (microbiota)”.

Algunas de estas especies de microorganismos contribuyen a digerir alimentos que no se digerirían si no estuvieran de forma que son capaces de absorber más de 150 calorías al día. De este modo, el aumento de bacterias negativas en las últimas décadas de las bacterias que digieren esos alimentos pueden tener efectos a largo plazo ya que “la ingesta de 20 calorías más diarias, una galleta, provocaría 20 kilos más de peso en 20 años”.

Tres consejos claves
1. Una reducción de una dieta rica en grasas ya que ésta aumenta las bacterias GRAM negativas de nuestro intestino lo que se relaciona con un incremento den la resistencia a la insulina y aparición de diabetes tipo.

2. Incorporar el uso de probióticos, alimentos con microorganismos vivos adicionales, o de prebióticos, ingredientes no digestibles que afectan beneficiosamente al organismo mediante la estimulación del crecimiento y actividad de nuestra microbiotica, así como su influencia sobre otras enfermedades metabólicas.

3. Incrementar la ingesta de polifenoles, presente en el vino tinto, aceite de oliva, frutas y verduras, aumenta las bacterias que son beneficiosas.

Fuente: clubdarwin.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *