Tu bebé posted by

Ideas para mamás y papás que empiezan a dar de comer

Ideas para mamás y papás que empiezan a dar de comer

Cuando nuestros hijos empiezan a comer, los pediatras nos indican qué alimentos ofrecerles, pero muchas veces no se nos ocurre cómo presentarlos y combinarlos. Aquí compartimos algunas ideas para variar los platos infantiles.

Para empezar, tratemos de agregar creatividad y nuevos sabores a las clásicas papillas de zapallo, zanahoria y papa. Recordemos que los alimentos que se incorporen deben ser bien tolerados por los bebes. Para probar la tolerancia, conviene ofrecer de a un alimento nuevo por vez, para darnos cuenta si hay alguna reacción anormal.

De todas formas, recordamos que será el pediatra quien supervise la incorporación de alimentos y determine el orden en que pueden ir agregándose.

OPCIONES PARA ALMUERZOS O CENAS

• Puré de zanahorias, calabaza o zapallitos con queso blanco y aceite.

• Puré de zapallitos (procesados con cáscara y semillas, previamente lavados con cepillo y jabón) con queso o manteca.

• Puré de remolacha y vainas de chauchas con aceite (de oliva por ejemplo)

• Puré de brócoli o coliflor o ambos, con aceite o manteca

• Puré de cualquiera de las verduras con salsa blanca (hecha con almidón de maíz antes de incorporar el trigo, en general hasta los 9 meses)

• Cereales infantiles con leche y verduras en papilla

• Cereales infantiles con queso tipo cuartirolo fresco y espinaca

• Polenta 2 quesos: queso blanco y queso fresco

• Sopas licuadas con cereal Nestlé de arroz

Para ofrecer almuerzos más completos, a todas estas opciones se les puede agregar alternadamente carne de vaca y pollo, pescado y lentejas peladas y procesadas cuando lo proponga el pediatra. Recordemos que no es necesario ni recomendable agregar sal a las preparaciones.

IDEAS PARA POSTRES

• Puré de duraznos o peras (si no hay de estación, se pueden utilizar en almíbar, previamente enjuagados)
• Manzanas roja o verde, rallada cruda o cocida
• Banana pisada con yogur
• Puré de ciruelas pasas cocidas. Se pueden ofrecer solas, combinadas con yogures naturales o de vainilla o con ricota.
• Jugos o licuados de las frutas con cítricos (cuando se incorporen)

DARLES DE COMER CUANDO SE ENFERMAN

Se debe asegurar el aporte de líquidos de diferentes formas: agua, agua de frutas cocidas, jugos naturales si no hay diarrea o vómitos, gelatinas; dado que los niños se deshidratan fácilmente.
Es aconsejable proponer volúmenes más pequeños de comida, tomando la precaución de enriquecerla y concentrarla en nutrientes, y ofrecerla con mayor frecuencia en el día. ¿Cómo lo hacemos?:

• Agregar cereales a la leche (cremas, arroz con leche, avena, cereales infantiles) o a las sopas (fideos, arroz, sémola).
• Preparar licuados en vez de jugos.
• Preparar las comidas con leche en vez de con agua.
• Se puede recurrir a alimentos especialmente enriquecidos como cereales infantiles
• Leches con agregado de Calcio y Hierro, para niños mayores de dos años (son muy útiles si el aporte de esos nutrientes es insuficiente), existen también leches diseñadas para menores de 2 años.

En estas situaciones se puede aumentar la cantidad normal de aceite.

Por último, se debe evitar la ingesta de golosinas o dulces, dado que quitan aun más el apetito, sin alimentar, y ocupan el espacio de alimentos nutritivos.

En definitiva, cuando los niños estén enfermos, se aconseja proponer pequeños volúmenes cargados de energía.

Por Lic. en Nutrición Luciana Lasus 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *